El Pájaro de Fuego

Una web donde poder compartir las historias creadas por ti con los demás
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Mi vida real

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Mi vida real   Sáb Ago 16, 2008 8:43 pm

bueno, os voy a colgar mi historia,la tenía en el otro foro,pero la tengo que pasar.
KÜSS


INTRODUCCIÓN

Cuando llegué a casa, no había nadie, como todos los días. Bueno alguien si que había, era mi hermana pequeña Lisie, aunque en realidad se llama Elizabeth…pero la llamamos así cariñosamente. Ella y mi primo son mi única familia. Esto se debe a que mis padres no están con nosotros, no están muertos, pero es como si lo estuvieran, porque nos abandonaron a las dos. En cuanto a mi primo, el si está solo. Sus padres fallecieron en un accidente de tráfico hace 8 años. Por cierto se llama Kevin, y actualmente es una de las personas más importantes en mi vida.

Capítulo 1.La fiesta

Todo empezó el día de mi decimoquinto cumpleaños. Yo estaba muy contenta como es natural en cualquier chica a esta edad. “Estáis en la primavera de vuestra vida-decía mi profesora de literatura-aprovecharla al máximo, porque no habrá otra oportunidad.”En ese momento sus palabras no me causaron ningún efecto, pero con el paso del tiempo fui descubriendo a que se refería.

Justo ese día, mi hermana Lisie venía de excursión, había ido a la playa con el colegio. Se la veía radiante, y roja, parecía un cangrejo (ja, ja) En cuanto llegó le di un gran abrazo, porque había venido antes para poder asistir a mi fiesta…Era maravillosa, estaba muy contenta de tener una hermana así.
Todo el mundo había venido a celebrar mi cumple, todos menos Jorge. ¿Sabéis ese chico de vuestra clase que siempre destaca por su carácter alegre y extrovertido? Pues en mi caso ese chico era él.
Era el chico más guapo que había visto en mi vida, o eso me parecía en aquella época.
No había invitado a mucha gente, pero si a mis amigas y a algunos chicos, entre ellos a mi primo Kevin, que aunque tuviera dos años más que nosotros, supuse que se lo pasaría bien.
Antes de la fiesta me había reunido con Miranda, Fani y Susana; mis amigas de toda la vida. Esas con las que compartes tus sentimientos y deseos. Ellas me ayudaron a prepararlo todo y me acompañaron a enviar las invitaciones. Porque yo sola no daría, soy bastante vergonzosa…

Cuando bajé a recibir a los invitados, que por cierto ya estaban todos allí, me esperaba una sorpresa. Encima de la mesa había una enorme tarta en la cual se leía:

¡FELIZ CUMPLEAÑOS RACHEL!

La tarta tenía una pinta preciosa, y tenía que aprovechar la ocasión porque en secreto estaba llevando a cabo una dieta (no muy estricta, pero que prohibía los pasteles salvo en las fiestas.)Todos me observaban, querían ver mi expresión después de la sorpresa. Para no hacerles un feo les puse buena cara, pero en realidad aún estaba algo triste por la ausencia de Jorge (también conocido por mis amigas como “mi novio”).
Aunque todas las preocupaciones se disiparon en cuanto entró por la puerta mi primo, seguido de mi hermana. Como una flecha me lancé a los brazos de él, que me recibió con esa sonrisa tan dulce que tanto me fascina. Esta felicidad se debe a que mi primo se trasladó a Londres con sus padres hacía unos 2 años, y no lo veía desde aquellas.
Mis amigas tampoco lo habían visto en ese tiempo y cuando lo vieron se les cayó la baba.


R-Por favor chicas que es mi primo…
F-Ya, pero…vaya primo, tía.
R-Fani!!!
S-Es verdad está bueno, pero yo prefiero a mi novio.
R-Menos mal, por lo menos una que está cuerda y piensa con claridad.
M-Venga chicas dejarlo ya. Hoy es un día especial para ti, Rachel, disfrútalo.
R-Es verdad…

Después de esa pequeña conversación la fiesta siguió su curso normal, y todos se lo pasaron muy bien. La gente se fue marchando, ya solo quedábamos Miranda, Susi, Fani, mi primo, mi hermana y yo.

L-Bueno qué tal están los tíos, Kevin?
K-¿Bien, gracias por preguntar y vosotros?
L, R-De fábula.
Al oírnos se empezaron a reír, ya que nuestra coordinación en ese instante fue perfecta.
En ese momento el móvil de Susana comenzó a sonar.
S-¿Si?
S-Ah eres tú, ¿dónde estás?
S-Vale os esperamos aquí.
S-Yo también te echo de menos (dijo por lo bajo para que no la escucháramos, aunque no sirvió para nada)
S-Bueno, adiós.
M-¿Quién era?
S-Era Lucas que nos viene a buscar.
M-¿No viene solo verdad?
S-¿Por?
M-Es que dijiste os esperamos.
S-Ah, es que Mark también viene.
M-¿Cómo qué también viene?
S-No te hagas la tonta sabes que viene a buscarte a ti.
M- Es que no me quiero hacer ilusiones…
S-Mujer si está coladito por tus huesos.
M-¿Tú crees?
F-Ejem…seguimos aquí por si no lo recordáis.
S, M-Tranquila mujer, solo fue una pequeña charla de hermanas.
F-Ya, ya… una pequeña charla.

De repente sonó el timbre de la puerta y Susana y Miranda se levantaron escopeteadas hacia ella. Nosotras por supuesto queríamos conocer al famoso Mark.
No era para tanto el chaval, pero bueno ella lo quería así que…

Después del encuentro de Mark y Miranda, por cierto se notaba que se gustaban, ya solo quedábamos Fani, Kevin, mi hermana y una servidora.
No me había dado cuenta, o sí pero no lo quería ver, de que Kevin y Miranda se llevaban muy bien. Mientras ellos hablaban, Lisie me contaba lo que habían hecho en la excursión. Aunque yo escuchaba lo que me decía estaba más atenta a la conversación de ellos dos.

K-Estás muy mayor.
M-Gracias tú también. Pero es normal que me veas así, solo me sacas un año.
(A esto os digo que soy la más joven del grupo y Fani es la mayor, tiene 16, porque repitió.)
K-¿Cómo, tienes 16 años?
M-Claro, por eso digo que me sacas un año, a menos que me engañaras respecto a tu edad.
K-No tranquila, tengo los 17.
M-Pues que sepas que no estás nada mal.
K-Gra…cias, supongo-dijo mi primo algo cortado por el piropo tan directo de mi amiga.

En ese momento me estaba empezando a poner histérica. ¿Cómo se atrevía esa lurpia a ligar con mi primo? Y eso es una amiga –pensé en mi fuero interno-bravo por todas las amigas que son como ella. (BRAVO!!!!) Bueno ya estaba harta, se lo estaba ligando delante de mis narices.

R-Bueno, Fani, creo que será mejor que te vayas…
F-¿No me puedo quedar a dormir?
R-Es que estamos muy cansadas y mañana hay mucha tarea así que será mejor que te marches.
F-Vale, entiendo cuando alguien me quiere echar, no hace falta que me pongas excusas.

Dicho esto cogió sus cosas y se marchó, muy enfadada por cierto.
En parte me sentía mal porque era mi amiga… pero por otra le estaba bien empleado.

K-¿Por qué has hecho eso?
R-Yo…no lo sé.
K-Estás muy cambiada, casi no te reconozco-dicho esto cogió su chaqueta y se marchó cerrando la puerta de golpe, y a la vez dejándome con el corazón destrozado.
L-¿Qué te pasó?
R-Nada…es que no sé, me estaba poniendo de mal humor viendo como ella tonteaba con Kev.
L-Ay hermana, hermana…
Lisie se fue a su habitación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Sáb Ago 16, 2008 8:44 pm

y... como ya lo tengo escrito pongo más

Capítulo 2.Jorge

Mis padres aún no habían llegado. Nos habían dejado la casa para nosotras. No había nada para cenar así que llamé para que trajeran una pizza, y me llevé una grata sorpresa…

R-Hola, buenas noches.
P-Hola, aquí tiene su pedido.
R-Gracias, ¿cuánto es?
P-16€
R-Caray que cara-dije por lo bajo.
P-¿Decía algo?
R-Noooo, nada. Tome, el dinero.

En ese momento vi un anillo en su dedo, y no sé porqué me resultaba familiar. En eso caí en quién era.

R-¿Jorge?-dije con incredulidad.
J-Si…, hola Rachel, feliz cumpleaños.
R-Muchas gracias, pero… ¿por qué no viniste?
J-Es qué entré a trabajar a las 7.
R-¿Por qué no me lo dijiste?
J-Porque no quería que nadie se enterara de que trabajo vendiendo pizzas-dijo mirando la caja donde venía mi cena.
R-Ya... ¿a qué hora acabas?
J-Ya acabé, esta era mi última entrega.
R-¡Qué bien!, perdón-dije avergonzada por mi comentario. ¿Quieres quedarte a cenar?
J-Es que no creo que les agrade a tus padres.
R-Ah, no te preocupes, no están en casa, me la dejaron para la fiesta.
J-¿Vale, entonces no te importa?
R-No, pasa.
J-Gracias Rachel.

Cuando pronunció mi nombre suspiré, y él por supuesto me escuchó, se dio la vuelta, y me echó su sonrisa más cautivadora.

Cenamos tranquilamente una pizza barbacoa, por cierto, estaba buenísima así como el encantador chico que ahora mismo me estaba mirando con unos preciosos ojos verdes.
Me contó cosas que yo, en circunstancias normales, no se las hubiera preguntado; y a la inversa yo le conté todo lo que me iba preguntando.
Nos pasamos la noche riendo y hablando hasta las 12. Ya era tarde pero daba igual, al día siguiente era sábado y ya habían comenzado las vacaciones (BIEN!!!!), además con semejante compañía ,a ver quién era la tonta que lo echaba.
Sin darnos cuenta nos estábamos acercando el uno al otro. Esto se estaba poniendo interesante.

R-Esto… Jorge no es por echarte, pero…
J-¿Si?
R-Es muy tarde-dije levantando la cabeza para echar una ojeada al reloj.
J-Me lo he pasado muy bien esta noche, he descubierto por qué me gustas tanto.
R-… ¿perdón?
J-Lo que oyes, me gustas mucho Rachel.
R-¿En serio?
J-En serio, ¿quieres salir conmigo?
R-Yo…no sé.
R-También me gustas, pero…
J-Si no estás segura no pasa nada-dijo tristemente.
R-¡Qué narices, claro que sí!

Ante mi respuesta el me dio el abrazo más maravilloso de mi vida(o eso creía).
Estaba tan emocionada que se me saltaron las lágrimas, y él dulcemente me las retiró de la cara para hacer algo que llevaba deseando desde hace mucho.
Me besó.
Estaba alucinada, mi primer beso, y con Jorge…no me lo creía.
J-¿Estás bien preciosa?
R-Siiiii.
J-Jaja, que tontita eres, no llores mujer.
Y me dio otro de esos besos que me cortaban la respiración.

Nos pasamos la noche entera hablando sobre lo ocurrido, y eso sí, dándonos muchos mimos, los que antes no habíamos recibido.

Yo, por miedo a que vinieran mis padres, le dije a Jorge que se fuera, eso sí, con un beso de despedida.

Ese día había sido el mejor en toda mi vida. Había cumplido 15 años, había visto a mi primo y Jorge y yo éramos novios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
meriii
Fanátic@ del tiempo libre
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 289
Edad : 23
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Sáb Ago 16, 2008 8:53 pm

jajajajaja


esmuy bonita y esta genial. Es que xo ya me la lei en el otro foro
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Niyu_Aalis
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 751
Localización : Corriendo en libertad por mi mundo, Fantasía
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Dom Ago 17, 2008 8:17 pm

Y yo no te fastidia jaja
Aitna wapa continuala pronto
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://elpajarodefuego.forosactivos.net
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Dom Ago 17, 2008 11:06 pm

si voy a colgar el resto ahora( bueno solo unos pocos más) Very Happy


Capítulo 3.Disculpas

Al día siguiente me levanté muy cansada y aturdida, aún no sabía muy bien lo que había pasado. De repente se me vinieron a la mente las imágenes de mi fiesta, de Kevin, de Fani… y de Jorge.
Ya me acordaba, y eso era lo peor porque tenía remordimientos por haber tratado tan mal a mi amiga. En ese momento decidí dedicar el día a pedir disculpas a Fani y a mi primo.
Después de ponerme los vaqueros que me había regalado Fani (me los puse para hacerle un poquito la pelota y conseguir así que me perdonara) y ponerme la sudadera, cogí las llaves y me dispuse a salir.
Antes de eso dediqué mis pensamientos a mis padres ya que la casa estaba silenciosa cuando normalmente ellos ya estarían desayunando o viendo la tele. Algo asustada fui a su habitación por si estuvieran allí, aunque yo ya me imaginaba que no sería así.
Lo que no me imaginé fue encontrarme una nota encima del mesado. En ella se veía algo escrito aunque no se entendía muy bien, por lo que supe enseguida que la nota era de mi madre.

Cariño, tu padre y yo decidimos pasar el día en la playa así que volveremos tarde.
No hay nada en la nevera, por lo que o coméis en casa de los tíos o pedís unas pizzas.
Dos besos para mis dos niñas.
MAMÁ


Genial, ya estábamos otra vez solas.
Eso me recordó que mi hermana debía de estar en casa por lo que después de leer la nota me fui a su habitación. Allí estaba toda espatarrada en la cama con los cojines tirados por el suelo.
Para que no se alarmara al no verme por casa le dejé una nota y le puse que cuando se levantara me llamara.
Con todos los problemas solucionados salí de casa en dirección a la de Fani, iba decidida a pedirle perdón pero al llegar a la puerta me cagué. (¿Porque justo ahora me tenía que pasar esto?, en ese momento me acordé de Jorge y me entró un súbito valor que yo creía enterrado) Timbré rápidamente antes de arrepentirme de lo que iba a hacer.

F-¿Si?
R-¿Fani eres tú ? Soy Rachel necesito hablar contigo.
F-Vete.
R-Por favor Fani, es urgente.
F-Está bien pasa-dijo a regañadientes.
Una vez dentro…
F-¿Qué quieres?
R-Por favor no seas tan dura conmigo, un error lo tiene cualquiera.
F-Un error… ¡eso no fue un error me echaste de tu casa!
R-Lo siento Fani, no sé que me pasó. Me volví loca.
F-No hace falta que lo jures-dijo sarcástica.
R-¿Me perdonas?-le dije con el tono más inocente que pude.
F-No sé Rachel, lo que hiciste me dolió mucho…
R-…
F-Está bien pero que no se vuelva a repetir porque entonces si que no te perdono.
R-Muchas gracias, Fani.

Para hacer la disculpa más oficial le di un abrazo que recordaría para siempre.

Al acabar las disculpas nos pusimos a hablar como si nada de eso hubiera pasado. En ese momento salió a relucir el tema de Jorge.

F-¿Al final Jorge te llamó para felicitarte?
R-No, mejor que eso, lo hizo personalmente.
F- ¿Qué??????
R-Lo que oyes…cuando me trajeron la pizza para la cena… (En ese momento me acordé que él había dicho que no quería que nadie lo supiera)Me lo encontré en la acera de enfrente de mi casa.
F-¿Y que hacía allí???
R-No sé, creo que quería felicitarme. Así que le invité a cenar la pizza conmigo. El acepto de buena gana, y estuvimos juntos hasta las tantas cuando…
F-Cuando…-me dijo con cara de haberla parado en mitad de una de sus queridas telenovelas.
R-Me pidió de salir-dije algo avergonzada por la cara que me estaba poniendo Fani.
F-¿QUÉ?????????????
R-Lo que oyes. Me lo pidió y yo acepté (por supuesto, ¿quién no iba a querer salir con el chaval más popular, guapo y divertido del insti?)
F-Enhorabuena Rachel, si es que yo ya sabía que acabaríais juntos-comentó con aires de sabidilla.
R-Bueno llegó la parte más difícil, ¿qué quieres con mi primo?
Esa pregunta la cogió desprevenida y se puso toda colorada, pero en seguida se puso seria.
F-¿De verdad quieres saberlo?
R-Si- dije, aunque en mi interior sabía perfectamente que saberlo solo me haría daño.
F-Pues…creo que me he enamorado de él.
Cuando me dijo eso se me cayó el alma al suelo. ¿Por qué me pasaba esto a mí?
Yo quería a mi primo, mucho, pero eso ya me pasaba antes, aunque ahora era diferente.
No sabía que me pasaba, ¿por qué solo podía pensar en él? Esto me empezaba a superar y lo peor es que no podía hablarlo con nadie, ¿qué pensarían los demás?, mejor no me lo imagino.
R-¿Rachel estás ahí?
F-¿Eh?...Si, si, tranquila.
F-Bueno pos eso.
En ese preciso momento sonó la música de mi móvil, rápidamente lo fui a coger para así dejar de escuchar a Fani (no penséis que soy mala pero me estaba haciendo daño con sus palabras).
Al coger reconocí esa voz que en esos días sería tan familiar para mí:

R-¿Si?
J-Nena soy yo, ¿donde estás?
R-En casa de Fani, ¿y tú?
J-En casa de Mark. Oye…
R-¿Si?
J-Te echo de menos.
R-…
J-¿Rachel sigues ahí?
R-Si perdona, es que no estoy acostumbrada a que me digan estas cosas-dije algo emocionada.
J-Cariño…-dijo tiernamente-no te pongas así que me dan ganas de plantarme allí y darte un abrazo.
R-Ven, yo total ya acabé de hablar con Fani-dije mirando para ella esperando que me diera su aprobación.
J-Está bien, ahora me paso ¿vale?
R-OK, te espero.

F-Bueno supongo que Jorge viene a buscarte, ¿no?
R-Pues si. ¿No te importa?
F-Qué va mujer, sal y diviértete.
R-OK, pues yo ya me voy, porque Jorge debe de estar apunto de llegar.
F-¿Lo quieres mucho verdad?
R-Si.
En ese momento estaba convencida de que él era mi amor verdadero, ¿pero cuánto hay que sufrir para descubrir al verdadero?
Salí por la puerta toda contenta ya que había conseguido que Fani me perdonara ahora solo faltaba Kevin, que por desgracia, sería más difícil de convencer.
Estaba en la calle, cuando de repente un motorista se acercó a mí. Estaba algo asustada, aunque no sé porqué me resultaba familiar esa manera de andar y, mm…esa colonia, era Jorge.
Cuando se dio cuenta de mi desconcierto se sacó el casco y pude ver sus preciosos ojos verdes. Él abrió los brazos para que le diera un abrazo y como una niña pequeña fui corriendo hasta él. Nos fundimos en un profundo abrazo, como si nos hubiéramos visto en 10 años.
Eso me recordó que aún tenía que hablar con mi primo. Qué triste me ponía al pensar en él. Ese sentimiento me llevó otra vez al mundo real, y a su vez a los brazos de mi nuevo novio.


J-¿Qué te pasa?
R-Nada. Bueno si me pasa algo, es que ayer me porté fatal con mi primo y me gustaría hablar con él.
J-Ah bueno, solo era eso pensé que era algo más grave.
¿Cómo que solo era eso? Bueno era comprensible que dijera algo así ya que no sabía la estrecha relación que había entre mi primo y yo.
R-¿Me llevas a casa de mis tíos? Por favor-le puse mi carita de cordero degollado para hacer más efecto sobre él.
J-Claro, pero me tienes que decir por donde es.
R-Bien, pues vamos.
Nos dirigimos a su moto, muy bonita por cierto, me ayudó a subir y nos fuimos a ver a mi primo.
Al llegar a la puerta me sentí extraña, ya que hacía un par de años que no iba por allí, pero aún así timbré con confianza por ser una casa muy conocida para mí.
¡DIN, DON!
Me sorprendió no oír ningún ruido, así que volví a timbrar.
Pero nadie contestaba.
Probé a llamar a su casa desde mi móvil, por si estaban pero no me querían ver, aunque lo dudaba.
Nada, el teléfono sonaba y nadie lo cogía. No estarán en casa, pensé.
Aún así me extrañó porque mis tíos no eran personas de salir, salvo en ocasiones especiales.
Cuando ya daba todo por perdido, Jorge me dio un toque en la espalda. Yo extrañada por el gesto me di la vuelta y vi a mi primo dirigiéndose hacia nosotros pero no venía solo. A lo lejos podría decir que era…

Linda, si definitivamente era ella.
(Ah, claro vosotros no la conocéis, Linda es la perrita de Kevin)
R-Hola Kev
J-Hola Rachel, ¿qué haces por aquí?-contestó mi primo algo sorprendido por mi aparición en su casa.
R-Venía para hablar contigo sobre la “pelea” que tuvimos ayer… ¿te acuerdas, no?
J-Si… me acuerdo. Pasa para dentro y hablamos tranquilamente… ¿eh, no me presentas a tu amigo?
R-Ah, si claro-dije algo cortada por la tensión que se estaba acumulando entre nosotros tres, Jorge este es mi primo Kevin y Kevin este es… Jorge, mi novio.
Al decir esas últimas palabras Kevin empezó a coger un colorcillo rojo que no me estaba gustando, aunque claro esto solo lo veía yo, como no. Estaba demasiado atenta a sus reacciones.
K-¿Tu novio?-dijo con algo de ironía en la voz.
J-Si soy su novio ¿tienes algún problema?
R-Por favor chicos no me empecéis con peleas de machitos, ¿eh? Porque me voy y os dejo aquí dándoos de hostias.
J-Sí tienes razón será mejor dejarlo estar. Yo mejor me voy, hablas lo que tengas que hablar y cuando termines me das un toque y te vengo a buscar. ¿OK?
R-Está bien, luego hablamos.
Para despedirse me dio uno de sus besos, y se fue dejándonos a mi primo y a mí solos.
Cuando Jorge se fue Kevin se me quedó mirando con una cara de tristeza que no me esperaba, y que por supuesto no me pasó inadvertida.
K-Bueno, pasa.
R-Kevin lo que vine a decirte es que…
K-Qué, que tienes novio, no hacía falta que te molestaras.
R-No, no es nada de eso.
Quería pedirte perdón por mi conducta de ayer.
K-Ah…eso, no te preocupes estás perdonada a mí eso me da igual, no sé lo que te pasó pero supuse que tendrías tus motivos para comportarte así.
R-Gracias por entenderlo, pensé que no cederías tan pronto.
K-Es que te quiero demasiado como para enfadarme contigo-dijo él lentamente y pronunciando la frase sílaba a sílaba esperando mi reacción.
R-Yo también te quiero mucho, primo.
Eso último lo dije matizando la palabra primo para que no hubiera luego malentendidos.
K-Me das un abrazo, por los viejos tiempos.
Los dos nos fundimos en un profundo abrazo, el cual llevaba todo nuestro amor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Dom Ago 17, 2008 11:10 pm

Y ahora el otro capi y no más por hoy

Capítulo 4.

Al finalizar la demostración de cariño más grande que había ofrecido, los dos nos quedamos mirando el uno para el otro.
De repente y como si se tratar de un imán nos empezamos a juntar, cada vez más hasta el punto de poder oír la respiración del otro.
No sé como pasó pero sé que fue algo inesperado al menos por mi parte.
Kevin me besó.
Por un momento pensé si que todo era una broma pesada de mi primo para escarmentar por lo del otro día, pero cuando Kev me miró a los ojos y vi en ellos la sinceridad del Kevin de tres años, le seguí. Me daba igual que todo el mundo se enterara de eso porque acababa de descubrir que yo lo quería mucho pero no como un primo sino como un hombre.
Al acabar ese momento tan dulce nos quedamos mirando el uno para el otro hasta que alguno de los dos articulara palabra. Por supuesto él habló primero.
K-Rachel, no sé muy bien lo que acabó de hacer…
R-Yo tampoco y me da algo de miedo porque ¡somos primos por si no te has dado cuenta!
K-No me grites se lo que eso significa, por favor déjame un minuto.
En ese preciso instante se vino a la cabeza Jorge, ¿que pensaría si se lo contara?
Seguro que me dejaba y después se lo contaría a todo el mundo y la gente se metería con nosotros…
Pero en vez de ponerme mal pensando en eso, estaba contenta porque mi primo Kevin (un amor de persona, alto, moreno, de ojos azules como el cielo…) me había besado.
Pensareis, esta tía está como una cabra le gusta su propio primo.
A esto os digo que a veces me da la sensación de que no somos familia, digo, por los sentimientos que él y yo desprendemos cuando estamos uno cerca del otro.
Vi que estaba muy nervioso por lo sucedido y lo único que se me ocurrió para tranquilizarlo fue darle un abrazo.
Él en vez de agradecerme el gesto me lo rechazó con una mirada asesina.
Yo involuntariamente me eché a llorar y él disgustado por lo que acababa de hacer vino hacia mí, pero no lo dejé, cogí mi bolso y me fui pitando.
Al llegar a la calle, cogí rápidamente el móvil y marqué el número de Jorge para que viniera a buscarme en seguida.
Cuando llegó me subí a la moto y no articulé palabra en todo el trayecto hasta mi casa.
Al llegar a ella, por supuesto, el me interrogó sobre lo sucedido. Yo me mostraba algo reticente pero al final cedí ante esa mirada profunda que tenía.
J-Cuéntame todo.
R-Bueno… estuvimos hablando, le pedí perdón por una cosa que hice mal en la fiesta de ayer y ya está, fue lo único que hicimos.
J-Pues no creo que por hablar un poco te pusieras tan mal. No me mientas algo tuvo que pasar.
R-Bueno la verdad es que…hablamos de ti-dije algo intranquila por si notaba que le estaba mintiendo.
J-¿Y?
R-Creo que no le caes bien,-dije entre risas para relajar el ambiente.
Al oír eso, se quedó más tranquilo, pero algo mosca porque quería saber que había dicho sobre él.
J-¿Y por qué dices eso?
R-Porque en cuanto te fuiste me miro de una forma rara.
J-¿Qué cara tenía? ¿Era así-y de repente me pone una cara de asco graciosísima-o así?-y me pone otra de asombro también para partirse el culo.
R-Ja, ja, de verdad tú sentido del humor me puede.
J-Es que soy el mejor.
R-¡Serás creído!
J-¿Yo creído? No señorita, simplemente soy yo, es decir el mejor como ya dije hace un momento.
R-…
J-¿¿Qué??
R-CREÍDO, CREÍDO, CREÍDO…-le dije mientras daba vueltas a su alrededor., para picarlo aún más.
J-Ya basta, Rachel.
R-¿Qué pasa?-pregunté algo asustada por el cambio repentino de su voz.
J-¿Nuestra relación va bien?
R-¿Por qué me lo preguntas?
J-Porque… si seguimos así me gustaría…presentarte a mis padres.
R-Ah, que susto me has dado. Pensé que querías romper conmigo.
J-Yo jamás te dejaría, te quiero demasiado.
R-Muchas gracias “cosita”.
J-¿Cosita??
R-Es que a veces me aburro de llamarte siempre por el nombre.
J-¿Te aburres de mi nombre? Muy bien, bonita así me gusta, tú mímame más.
R-Ja, ja, ja. Que rico eres.
J-De toda la vida, parece mentira que te enteres ahora.
R-Por favor no te metas más conmigo.
J-Esta bien, pero que sepas que esto aún no ha acabado.
R-Vale, papá.
J-Serás… (De repente comenzó a correr hacia mí, y yo en un auto reflejo comencé a huir de él.) Ven aquí ahora mismo.
Así estuvimos una media hora, hasta que le dije que se fuera porque tenía que hacer cosas en casa. Él se fue y comencé a hacer las tareas antes de que llegaran mis padres y vieran todo como lo habían dejado por la mañana.
De repente oí el ruido de unas llaves en la entrada, supuse que serían mis padres o mi hermanita.
L-¡Ya estoy aquí!-dijo a modo de saludo.
R-Hola, pequeño monstruito.
L-Te dije un montón de veces que no me llames así, sister.
R-¿Cómo es que me hablas en inglés?
L-Lo siento, es que vengo de casa de Carlota. Fui para que me ayudara con el inglés.
R-¿Y por qué no me lo pediste a mí?
L-Porque no estabas. Te llamé y no contestabas y por último te mandé un mensaje y aún no me lo contestaste.
R-Lo siento, no oí el móvil.
L-Nada ahora ya está.
R-¿Y por qué tienes que estudiar inglés?
L-Hermana no te enteras de nada, ¿eh?
R-¿De que me tengo que enterar?????
L-Por si no lo sabes hoy me daban las notas, como no había nadie en casa le pedí a tu novio que me llevara a recogerlas…
R-¿¿¿CÓMO??? A mi novio, ¿Cuándo?
L-Cuando tú estabas hablando con el primo Kevin.
R-¿Estuve tanto tiempo en su casa?
L-Mi niña, estuviste una hora entera. En esa hora lo llamé, y él, encantado de hacerle un favor a la hermana querida de su novia me llevó a buscar las notas.
R-Vale, me lo creo. ¿Pero como sabías que Jorge era mi novio?
L-Fácil, llamó Fani preguntando si ya habías llegado a casa con tu novio.
Cuando le pregunté al respecto me contó lo sucedido en la fiesta.
R-Fani, yo te mato-comenté en voz baja.
L-Tranquila a mí me parece bien que salgas con él, te gusta desde parvulitos es normal.
R-Cielo muchas gracias por comprenderlo, aunque ya me lo esperaba. El que me da miedo es papá, no sé como será su reacción.
L-Si hace falta te ayudaré, tú tranqui.
R-Gracias, Lisie.
L-Para eso están las hermanas, ya sabes que aunque tengo trece años soy muy madura.
R-Lo sé y me gusta que sea así.
Eran ya las ocho y mis padres no llegaban, me estaba preocupando por lo que me dispuse a llamar a mis tíos, justo antes de llamar tocaron al timbre, me imaginé que sería algún vecino, pero…
M-Ya estamos aquí…
R-Mamá, ¿por qué tardasteis tanto?
P-Y luego, ¿nos echaste de menos?
R-No, es que pensaba que no nos queríais ver.
P, M-¿Por qué dices eso, mi niña?
R-Porque primero nos dejáis la casa para nosotras dos solas, en mi cumpleaños, luego a la mañana siguiente nos levantamos y no estáis…
M-Cielo, teníamos cosas que hacer.
Sabía que me ocultaban algo pero no quería indagar más por ese día.
P-Bueno, ¿qué tal la fiesta?-dijo disimuladamente intentando cambiar de tema, ya que el ambiente se estaba poniendo tenso.
R-Bien…ah por cierto, ¿os acordáis de Jorge?
M-Si, ¿no ese chico que te lleva gustando desde infantil?
P-¿¿Cómo??-saltó de repente mi padre algo alterado.
R-Gracias mamá por acordarte-dije irónicamente.
L-Si papá, así es, no la mires con esa cara de asombro. Si no te diste cuenta es que…
P-¿Si Lisie?, continua, no te cortes porque esté yo delante.
L-Pues eso que si no enteraste es porque no prestas la suficiente atención a tu familia.
Todos nos quedamos asombrados ante semejante respuesta.
De repente el móvil me empezó a sonar, y salí de la habitación lo más rápido posible para no resultar afectada por la discusión (como siempre).
R-Seas quién seas muchas gracias por llamar justo en este momento.
X-Por favor prima no estoy para bromas…
R-Kev, ¿qué pasó?
K-Íbamos en el coche y de repente nos dieron por detrás, yo estoy bien pero mis padres están en el hospital muy graves… no sabía a quien llamar
R-Tranquilo, ¿vale?, mira ahora vamos para allí.
K-Gracias-dijo casi en un susurro debido a que las lágrimas que le caían por todo el rostro apenas le dejaban hablar bien.
Colgué, y me apresuré a contarles todo a mis padres.
Cogimos lo necesario, y nos fuimos rápidamente hacia la clínica.
Cuando llegamos Kevin nos estaba esperando en la puerta, tenía toda la cara magullada.
R-Kev, cielo, ¿estás bien?
K-Si…-dijo con la cabeza gacha.
Mis padres entraron a dentro y se pusieron a arreglar todos los papeles y a encargarse del estado de mis tíos: Marta y James.
Mi hermana no había venido por orden estricta de mis padres. No querían que sufriera viendo las desgracias que rodean este lugar.
Me llevé a Kevin a la cafetería a ver si se relajaba un poco.
R-¿Está mejor?
K-Bueno, algo más tranquilo pero aún así…
Le abracé tan fuerte que casi lo ahogo, pero en ese momento él necesitaba eso y mucho más.
R-No te preocupes nosotros nos encargamos de todo.
K-Gracias prima-dicho esto me cogió y me dio un beso en la frente.
Al sentir su piel otra vez sobre mí, recordé el momento en que nos besamos. Y por supuesto el momento en que él me rechazó.
Parece ser que él también lo recordó, porque al despegar los labios de mi frente, se me quedó mirando tan fijamente, qué pensé que estaba en estado de shock por lo sucedido.
R-Eooooo, estás bien ¿?
K-Si, es que… me gustaría saber si ya me perdonaste por lo del otro día…
R-Yo… si, creo que si.
K-Eso está bien, porque no sé si podría vivir con el peso de que estés enfadada conmigo.
R-Kevin, será mejor que no vayas por ahí, ¿vale? No quiero líos con Jorge, lo quiero demasiado.
K-¿Lo quieres?
Era la segunda vez que me hacían esa pregunta, la primera vez estaba segura, pero ahora…estoy confusa.
R-S...i, si...-dije titubeando.
K-Ya, claro- me dijo divertido viendo mi expresión y adivinando que no estaba segura.
De repente aparecieron mis padres, sonrientes, nos dijeron que estaban fuera de peligro y que querían verme, sola.
Al llegar a su habitación, me paré y me puse seria porque no quería que me pillara por sorpresa lo que podía ver dentro.
M-Pasa cielo-dijo mi tía desde el otro lado.
Cuando entré me tranquilicé un poco, debido a que parecía que estaban bien.
R-¿Pasa algo, tía?
M-No…bueno, si, para que mentirte.
J-Queríamos decirte…
R-Si??
M-Queríamos decirte que tus padres… son unos impostores.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
meriii
Fanátic@ del tiempo libre
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 289
Edad : 23
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Mar Ago 19, 2008 4:50 pm

menos mal que solo era un poko mas!!

bueno, continuala prontisimo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Mar Ago 19, 2008 10:30 pm

por fi leerlos otra vez xq cambie unas cosillas
lo siento, a ver si termino de cogarlos pronto
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
meriii
Fanátic@ del tiempo libre
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 289
Edad : 23
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Miér Ago 20, 2008 4:59 pm

xo me la estoy leyendo, y sigue estando muy bien
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Miér Ago 20, 2008 11:41 pm

bueno voy a colgar más

Capítulo 5.Sorpresas

R-¿Qué?
J-Lo que oyes, no son vuestros verdaderos padres.
R-Pero, Lisie y yo ¿somos hermanas, no?
M-Si, sí. Eso, si.
En ese momento no sabía que hacer, ni como reaccionar, por lo que salí rápidamente de esa habitación.
Mis padres y Kevin me miraron fijamente con cara de extrañados, no entendía por que me miraban así. De repente lo comprendí, me miraban así porque no paraba de llorar.
Kevin, se estaba acercando a mí, supongo que para preguntarme que me pasaba, yo, hice lo de siempre, huir.
No sabía que hacer por lo que saqué mi móvil y llamé a mi novio.
R-Jorge ¿dónde estás?-dije como pude, entre sollozos.
J-Estoy en casa, que mis padres se no están y alguien la tiene que cuidar.
R-¿Puedo ir por allí?
J-Claro, ven cuando quieras, esta es como tú casa.
R-Gracias…ahora voy por ahí.
Cuando llegué a su casa ya eran las 10 de la noche, y todas las luces estaban apagadas por lo que pensé que ya se había acostado, pero de pronto…
La luz del porche se encendió y salió él de la casa.
Nos saludamos debidamente con un fuerte abrazo y un beso, muy tierno.
Creo que se dio cuenta de que algo me pasaba por eso era tan bueno conmigo.
J-Ven, entremos a dentro.
Al entrar, me quedé alucinando ya que era la primera vez que entraba en casa de Jorge.
J-A que es bonita…
R-Es preciosa-dije.
J-Ven vamos a mi habitación.
R-No será mejor que nos quedemos en el salón…-dije algo cortada, porque iba a entrar En su habitación.
J-Rachel, que no muerdo-dijo él muy guasón, parecía que le hacía gracia esta situación.
R-Ya lo sé, sino no estaría saliendo contigo-le contesté yo para que dejara ese tema.
Al final le hice caso y fuimos a su cuarto.
J-A ver, que pasó.
R-Pues…es una larga historia.
J-Tenemos toda la noche por delante.
R-Vale, está bien. Me llamó mi primo cunado estaba en casa con mis padres, cosa que me sorprendió, y me dijo que habían tenido un accidente de tráfico…
J-…continúa.
R-cuando fuimos a verlos al hospital, mis padres se encargaron de todo, yo mientras me ocupé de mi primo, estaba destrozado. Cuando mis padres ajaron me dijeron que mis tíos querían hablar conmigo…
J-¿Qué te dijeron?-preguntó rápidamente, por lo visto mi historia le estaba gustando.
R-Pues que… mis padres son unos impostores.
J-…
Jorge estaba con la boca abierta, por lo visto él tampoco daba crédito a lo que le había contado.
J-Cariño…ven aquí-dijo abriendo los brazos.
Me acerqué a él, y nos fundimos en un cariñoso y tierno abrazo.
Él me guiaba a mí, por lo que lentamente nos fuimos acercando a la cama…
Nos seguíamos besando, cuando me di cuenta de lo que estábamos haciendo, me paré en seco.
R-Jorge…yo…-dije algo nerviosa por la situación tan embarazosa.
J-Si no estás segura de esto no hay problema, soy una persona muy paciente-dijo con una sonrisa en la boca-ya te esperé una vez lo puedo hacer otra más.
R-Lo siento mucho pero es que no puedo. No me siento segura.
J-¿Cómo que no te sientes segura?, no muerdo-dijo guasón para hacerme ver que el tema ya había pasado.
R-Gracias, por cierto,¿puedo dormir esta noche en tu casa?
J-Por mi ya sabes que si, pero mis padres no sé que dirán. Además tu hermana se quedaría sola, y no quiero que eso pase por estar conmigo.
R-Es que no quiero dormir sola esta noche
J-Ya, claro…-me dijo de forma pícara, y mirándome con esos ojos tan arrebatadores.
R-Bo…creo que será mejor que me vaya, le tengo que contar lo sucedido a mi hermana, además, no la puedo dejar sola.
J-Esta bien. No te acuestes muy pronto, ¿vale?
R-Vale-dije algo confusa.
J-Adiós-me dijo como despedida, pero sin olvidarse del beso, por supuesto.
Al llegar a casa, me encontré a mi hermana al pie de las escaleras, estaba llorando.
R-Lisie, cielo, ¿qué pasó?
L-Nada, es que pensé que ya no veníais.-dijo entre sollozos.
Le di un abrazo, en ese momento ella me necesitaba más que nunca y yo, no la iba a dejar.
R-Ven, vamos a hacerla cena.
Nos dirigimos a la cocina para preparar algo, comimos espaguetis, ya que no teníamos los ánimos para cocinar.
En la cena, Lisie estaba muy callada, por lo que me empecé a preocupar.
R-Lisie, que pasa.
L-Ya te dije que nada.
R-No, nada no, porque te veo. Y no estás bien.-dije algo enfadada por la cabezonería de mi hermana.
L-Bueno…es que, no quiero que los tíos se mueran y que Kevin se quedé solo.
R-Lisie, los tíos no se vana morir, y en caso de que pasara algo, Kevin se vendría a vivir con nosotros.
L-Vale…cuando podré ir a ver a los tíos.
R-No sé eso depende de…-iba a decir papá y mamá, pero ahora que sabía que no lo eran me negaba a admitirlos como tal.
L-¿Si?
R-Depende de nuestros padres.
L-Está bien.
Seguidamente no fuimos a la cama, yo quería esperar un poco a ver que era lo que quería decir Jorge.
L-Rachel, ¿puedes dormir conmigo esta noche?-dijo algo cortada
R-Claro, a mí no me importa.
Las dos nos metimos en la cama, casi no cogíamos pero al final entramos y dormimos tranquilamente.
Era la una de la madrugada cuando me levanté para ir a coger agua a la nevera, cuando de pronto oí un ruido.
Provenía de afuera, por lo que miré por la ventana, entre las sombras distinguí una figura alta y cuadrada.
Se acercaba hacia la casa, rápidamente apagué la luz y cogí un bate que te4níamos detrás de la puerta.
La figura se acercaba lentamente, sin hacer apenas ruido.
Me resultaba conocida esa forma pero no sabría decir de qué.
En ese momento mi móvil comenzó a sonar.
R-¿Dígame?-dije en voz baja.
X-Mira por la ventana de tu cocina.
Me quedé de piedra, exactamente yo estaba en la cocina y mirando por la ventana y lo único que se veía era la figura misteriosa.
R-¿Quién eres?-dije alarmada
X-Quien voy a ser… tu amor platónico
R-¿Jorge?
J-Si. Y luego ¿no soy yo tu amor platónico?
Me quedé callada, no sabía que contestarle.
J-¿Sigues ahí?-dijo algo inquieto
R-Si, venga pasa, que no tengo toda la noche-dije de forma algo brusca, por lo que él se enfadó.
Nos dirigimos al sofá, me tiré en él y esperé a que hablara.
Por supuesto no lo hizo.
R-Bueno…-dije para romper el hielo
J-Vine para darte una sorpresa, pero veo que no estás de humor por lo que me voy.
R-No…no te vayas…-dije en un susurro antes de echarme a llorar.
J-¿Por qué no puedo?-dijo de manera muy dura, se notaba que estaba enfadado conmigo.
R-Yo…no puedo estar sola.
J-Claro que puedes todos podemos.
R-Pero yo no tengo a nadie.
J-Tienes a tu hermana.
R-Ya pero ella es muy pequeña para entenderlo, además lo de mis padres no lo sabe nadie excepto tú.
J-Y qué, cuéntaselo, un día de estos se tendrá que enterar, mejor que lo haga por ti y por tus padres con mentiras.
R-No te vayas…-dije en un último esfuerzo por retenerlo
J-Rachel, lo nuestro no va a funcionar…
La conversación se estaba desviando ligeramente, y no me estaba gustando ese giro.
R-¿Por qué me dices eso?
J-Es la verdad, a veces tengo la sensación de que me ocultas cosas, te enfureces en seguida y no me quieres, así que será mejor que lo dejemos.
No me lo creía, me estaba dejando, Jorge me estaba dejando en mi propia casa.
No podía dejar de llorar y cada vez se me oía más.
R-Está bien, pero que sepas que yo te quiero, aunque tu pienses que no.
J-…adiós, Rachel
Salió por la puerta sin hacer ruido y con los ojos llorosos.
Me fui a mi habitación, cogí el mp4, y me puse a escuchar música mientras derramaba lágrimas amargas.
Tenía puesta la canción de Efecto mariposa, No me crees.
Ahora, si, estaba totalmente sola.
Me quedé dormida, pero por poco rato ya que enseguida me levanté y me fui a la habitación de Lisie.
Me tumbé a su lado e intenté dormir, como no di me fui a ver la tele un rato.
Cuando por fin encontré un programa que me gustaba me entró el sueño y me fui a la cama. Miré el reloj y ya eran las 5, genial además de tener los ojos rojos de llorar iba a tener ojeras.

Capítulo 6.

El día anterior había sido muy duro, cada vez que lo pensaba me entraban ganas de llorar, pero debía ser fuerte.
R-Lisie, vamos, arriba. Hoy tienes la fiesta en casa de Chris.
En cuanto mencioné la fiesta se levantó escopeteada hacia el baño y se empezó a preparar.
R-Tranquila, tú relájate y se tu misma, no dejes que los nervios te puedan.
L-¿Cómo lo sabes?
R-Una hermana se entera de todo-dije con una gran sonrisa.
Justo cuando sonreí, mi hermana me empezó a mirar con cara rara.
R-¿Qué te pasa?-le pregunté yo muy preocupada.
L-¿Lloraste?
R-…no, es que no dormí
L-No nací ayer, así ya estás largando por esa boquita lo que pasó.
Me quedé callada, no sabía si debía contarle todo o solo algunas partes.
R-Bueno…esto, por donde empiezo.
L-Por el principio estaría bien.
R-De acuerdo… Ayer, fui con papá y mamá a ver a los tíos. Mientras ellos estaban con nuestros padres, yo me quedé con Kevin.
L-Ajá, y que más.
R-Pues…esto…
L-¿QUÉ?
R-Que…creo que estoy enamorada de él.
L-…
R-Lisie, hola, ¡tierra llamando a Lisie!
L-Como que estás enamorada de Kevin, eso es imposible, no puedes es nuestro primo.
R-Ya…ya lo sé, pero es que en realidad...ba, da igual.
L-No, no da igual, sois primos.
R-Y alo sabemos.
L-Como ¿que él también te quiere?
R-Creo que si.
Se quedó callada, pensé que le daría asco estar con su hermana, pero no.
Me dio un abrazo, y me consoló, por supuesto no le conté lo de Jorge.
Al terminar de vestirnos, llevé a Lisie a casa de su amiga Leti.
Se quedaba allí hasta la tarde, ya que yo no la podía llevar al cumple, y mis padres tampoco.
Le di un beso y me fui.
Cogí mi móvil y llamé a Susi quedar todas juntas, las 4.
Le dije que avisara a su hermana que yo me encargaba de Fani.
Vivía bastante cerca por lo que fui andando, al llegar llamé a la puerta pero nadie me abría, por lo que me asomé a la ventana, para constatar que no había nadie dentro.
Cuando miré, vi una cosa que no me gustó nada.
Era Fani, pero no estaba sola, con ella estaba mi primo.
Se iba acercando él uno al otro, hasta que se dieron un beso.
No pude más y me fui corriendo calle bajo, hasta llegar a un parque que había por allí.
Me acerqué al lago que allí había e intenté calmarme, otra vez.
Iba a llamar a Susana para cancelar la salida, pero al final decidí que me daba igual.
A la hora que habíamos quedado me dirigía la puerta del cine, allí estaban Susana y Lucas, su hermana y Mark, y… Fani, -menos mal que viene sola, pensé.
Pero claro, a mi siempre me tienen que pasar las peores desgracias por lo que detrás de Fani, venía mi primo.
F-Mira con quien vine Rachel.
R-Ya veo ya, qué,¿ tus padres ya están mejor?
K-Si, ¿no te dijeron tus padres?
R-No, ayer no vinieron a casa.
K-Como que no, si en cuanto saliste tú se fueron para casa, y hoy aún no se pasaron por allí.
R-En casa no estaban…-dije pensativa
La tarde transcurrió sin más sorpresas, Miranda y Mark iban a lo suyo, mientras que los demás hablábamos tranquilamente.
S-Bueno ya me contó Fani lo de Jorge, que suerte ¿no?
L-La misma que tengo yo de haberte encontrado a ti-dijo inesperadamente Lucas.
Como es de esperar Susana se emocionó toda y le dio un abrazo.
F-Es verdad, ¿dónde está Jorge?
En el momento que pronunció su nombre se me vinieron ala cabeza las imágenes de todo lo que había pasado.
Yo seguía sin contestar, por lo que me miraban con curiosidad, cuando de pronto me miraron como mi hermana esa misma mañana.
S-¿Qué te pasa?, ¿porque lloras?
Claro como no, las dichosas lágrimas.
Me levanté, cogí el bolso y salí sin articular palabra.
Qué horror de día, ya estaba harta de llorar y salir corriendo de todos los sitios.
Me fui a casa rápidamente, una vez en casa comencé a cerrar todas las ventanas, a bajar las persianas y a apagar las luces. Me puse el pijama, cogí unas palomitas y un poco de chocolate y encendí la tele.
Así estuve un buen rato hasta que sonó mi móvil, no me apetecía cogerlo, pero podría se del hospital y no quería que mis tíos estuvieran solos.
J-Rachel, ¿eres tú?
R-Si.
J-¿Estás bien?
R-No, para que voy a mentirte-le dije fríamente.
J-Vale, es que me llamó Fani para decirme que te habías largado llorando.
R-Y tú le crees
J-¿Por qué no iba a hacerlo?
R-Solo digo.
R-Bueno sino quieres nada más… adiós.
Le iba a colgar cuando…
J-No, no cuelgues…
R-¿Qué quieres?- le dije ahora sollozando otra vez.
J-Te quiero.
Le colgué el teléfono, no podía seguir escuchándolo más, me estaba haciendo mucho daño.
Que es lo que pretendes, Jorge, pensé.

Tenía ganas de meterme en mi cama, pero no podía porque tenía que ir a buscar a Lisie.
Salí de casa con el mp4, y con la capucha de la sudadera sobre la cabeza, tapando todo mi rostro. Por supuesto mis gafas iban conmigo.
En cuanto Lisie salió por la puerta de la casa de su amiga, supe que algo iba mal.
Ella también se dio cuenta de que yo no estaba bien, ya que llevaba las gafas y solo las llevaba después de haber llorado.
Nos dirigimos a casa en completo silencio, ninguna tenía ganas de hablar. Al llegar recogí las cosas que había dejado tiradas. Seguidamente me metí en la cama, me sentía sola pero no quería despertar a mi hermana. No hizo falta llamarla ya que de repente apareció en la puerta con el pijama en la mano. Se tumbó a mi lado, se abrazó a mi e intentó dormir. Yo por mi parte también lo intenté pero no funcionó por lo que puse la radio cosa que mi hermana agradeció.
Estaba sonando una canción muy bonita, con la cual me quedé dormida.

A la mañana siguiente alguien me zarandeaba, pensé que era mi hermana pero… eran mis padres.
R-¿Qué hacéis aquí?
P, M-Despertaros-dijeron tranquilamente
R-¿No os habíais ido?
P, M- ¿A dónde?
R-No sé, fuera de casa
M-Fuimos a hacer unos recados para tus tíos.
R-Mentira
P-Cariño, nosotros jamás te mentimos.
R-Otra vez mientes.
M-Cielo que te pasa
R-¿Porque nos mentisteis?
P, M-¿Eh?
Yo ya estaba llorando otra vez.
R-Porque no nos dijisteis que…no sois…
P-¿Si?
R-Que no sois…nuestros verdaderos padres

Se quedaron callados, no sabían que responder. Todo les estaba pillando por sorpresa.
P-¿Quién te dijo eso?
R-Da igual quién me lo dijera…
M-Hija, nosotros…
R-Vosotros qué.
P-No grites vas a despertar a tu hermana…
M-No se lo contarías, ¿verdad?
R-Por supuesto que no, no quiero que sufra
P-¡Ves!, hiciste lo que creías mejor, igual que nosotros hicimos con vosotras en su tiempo.
R-no es lo mismo
P, M-Cariño, por favor perdónanos
R-No.
R-Decídselo a Lisie, si ella os perdona yo lo haré, creo que podré.
R-Pero ahora me largo
M-¿A donde vas?
R-No lo sé…
Y me largué de casa, no sabía que iba a hacer, ni adonde ir, que desgracia.
Lo primero que pensé fue ver a Kevin, pero supuse que el estaría ocupado con Fani, así qué descarté la idea. Luego pensé en Jorge, pero estábamos mal, así que fuera…
Ya está, dije para mí misma.
Me dirigí al hospital a ver a mis tíos.
Cuando estaba apunto de entrar en su habitación, alguien salía de ella, parecían enfermeros que iban con una camilla…no, no perdón dos camillas.
¡Dos camillas! Mis tíos.
Entré en la habitación como si la vida me fuera en ella y… las camas estaban vacías.
Me arrimé a sus camas y vi que aún estaban deshechas, los acaban de sacar de allí.
Fui a recepción a preguntar por ellos…
R-Hola, los pacientes de la habitación 232 no están en su habitación.
Recep.-Hola, esperé un momento que miro.
R-Gracias, se llaman Marta y James.
Recep.-Esto… ¿es usted familiar?
R-Si soy su sobrina.
Recep.-Yo…lo siento mucho, sus tíos, han fallecido esta misma mañana.
Ahora si ya no podía más todo me estaba saliendo mal, empecé a llorar, está vez no iba a para jamás.
Recep-Por favor cálmese-dijo la chica muy preocupada por mi estado.
Yo no articulaba palabra, solo podía llorar.
Quería hablar con alguien, pero... ¡con quién!
De pronto, sentí un gran dolor en el pecho, no sabía que era pero no podía ser nada bueno.
R-Ayúdeme…-dije en un último intento ya que me estaba derrumbando.
Lo último que escuché fue a la recepcionista llamando a un médico de urgencia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Claymore
Manager
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 150
Fecha de inscripción : 20/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Vie Ago 22, 2008 5:29 pm

muy chulo, me gusta.esta muy bien Very Happy


vaya, pobre chica, es mas gafe que yo...


...que ya es decir... Suspect
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Vie Ago 22, 2008 5:43 pm

aun no viste nada, jiji

os voy a poner ahora más

Capítulo 7.

Cuando me desperté estaba en una camilla de hospital.
Tenía un dolor muy fuerte en el pecho.
A mi lado había un despertador, en él vi que eran ya las 5 de la tarde, llevaba allí toda la mañana y parte de la tarde.
Me moví un poco, ya que tenía el cuerpo dormido, y en esas descubrí que había alguien a mi lado.
Era…
Jorge
Le acaricié suavemente la cara y le dije al oído:
-¿Por que me haces esto?
Como vi que no se despertaba, me di la vuelta e intenté dormir algo.
Cuando volví a despertarme, Jorge ya no estaba en el mismo sitio, pensé que se había ido, hasta que…
J-Por favor ponga eso ahí-dijo él desde la puerta.
Era el mensajero que traía unas flores para mí, supongo. Las puso a mi lado en una mesa y se fue.
J-Bueno, creo que ahí no le molestarán…Rachel ¡estás despierta!-dijo muy emocionado.
Se acercó a mí y me dio un fuerte abrazo.
R-Si, ¿por favor puedes salir de mi habitación?
J-Estás de broma ¿no?
R-No. Estoy harta de que todo el mundo me mienta y me haga sufrir.
J-Yo no te mentí.
R-Si lo hiciste, me dijiste que me querías.
J-No era una mentira, yo aún te quiero.
R-No lo parece. Por favor sal de aquí.
J-No me muevo de aquí hasta que hablemos.
R-Yo no tengo nada que hablar contigo, déjame, ya tengo bastante con…
De pronto me acordé de mis tíos y comencé a llorar otra vez.
Me empecé a alterar de nuevo y el dolor volvía.
J-Ayúdenme, no sé lo que le pasa.
Enfermera-¿Que le ha hecho?
J-Nada solo estábamos hablando.
E-Esta chica está muy mal, por favor contacte con sus padres.
J-Está bien, pero ayúdenla, la quiero mucho.
E-Haremos lo que podamos.
Jorge salió pitando de la habitación, cogió su móvil y marcó el nº de m madre.
Nadie cogió el teléfono.
Llamó a mi padre, y tampoco le cogió. Como sabía que mis tíos estaban aquí ingresados empezó a buscar a mis padres por allí. No los encontró. Terminó cansado de buscarlos por lo que se fue a la cafetería a tomar algo.
Allí se encontró con un chico que le resultaba conocido, era Kevin, que estaba tomándose un café.
J-¿Kevin? Soy Jorge no sé si te acuerdas de mí.
K-Como no voy a acordarme.
J-¿Sabes dónde están los padres de Rachel? es que los estoy llamando y no me cogen.
K-No, no sé donde pueden estar. Aunque deberían estar aquí
J-Ya, pobre Rachel no saben lo que le pasa.
K-¿Qué dices?
J-¿No sabes que Rachel está aquí ingresada?
K-No, ¿pero en que habitación está?, ¿cómo está?
J-Está en la 233, y no está bien, le acaba de dar otro ataque.
K-Dios mío, voy a verla…
J-No te va a dejar entrar, a mí me sacaron de allí, y me mandaron avisar a sus padres de la recaída que estaba teniendo.
K-Pero como ¿ellos ya lo sabían?
J-Claro, y me llamaron a mí para avisarme.
K-¿Te llaman a ti y a mi no me llaman? esto es increíble.
J-Tranquilo, ellos no estaban aquí cuando llegué, se preocupan muy poco de ella, ¿no?
K-Últimamente, sí.
J-Pobrecita, no me extraña que esté mal.
K-¿Perdón?
J-Al parecer tuvo un ataque de ansiedad, pero nadie sabe por qué…bueno sí, la recepcionista que estaba hablando con ella
K-Y no dijo nada
J-No dice nada de nada, está en estado de shock por lo de Rachel, al parecer se desplomó delante de sus narices.
No dijeron nada más, tomaron un café y se pusieron esperar delante te de mi puerta a que se pudiera entrar.
Mientras tanto a mi me estaban ayudando a respirar ya que no era capaz, de pronto todo se paró, ya no sentía nada.

Al abrir los ojos una luz cegadora iluminaba toda la estancia en la que yo me hallaba, miré hacia todos los lados asustada. ¿Dónde estoy? pensé.
Seguí mirando y descubrí a una niña y a un chico a mi lado.
L-Rachel, ¡hermana, estás bien!
K-Cuanto nos alegramos de que te despiertes.
R-¿Quiénes sois vosotros?
L-¿Como que quienes somos?
K-Somos tu familia.
R-No me sonáis.
La niña salió corriendo de la habitación, dejándome a mí con el chico que decía ser familia mía.
R-¿Como te llamas?
K-Soy Kevin.
R-Sigues sin sonarme, lo siento mucho.
K-Por favor Rachel, haz un esfuerzo, ¡llevamos un año esperando a que despiertes!!-dijo casi llorando.
R-Kevin, yo…no me acuerdo de nadie.
J-La chica que acaba de salir es tu hermana Lisie, tienes 16 años, no tenéis padres, por lo que estáis en un orfanato temporalmente. No tienes novio, aunque tuviste.
Me quedé un rato pensativa, me sonaba bastante lo que me estaba contando, pero seguía sin darme cuenta.
De pronto, el chico que se hacía llamar Kevin, se acercó a mí, pensé que me iba a decir algo, pero…me besó
De repente me acordé de todo lo que había pasado, incluida la muerte de mis tíos.
Por lo que empecé a llorar.
K-Rachel, ¿Qué te pasa?
R-Tus padres.
Él se quedó callado ante mi respuesta, pero descubrió en seguida que yo había recuperado mi memoria.
K-¿Te acuerdas de ellos?
R-Si, viene aquí para verlos, ya que eran lo únicos que no me iban a hacer daño…
K-Como que los únicos, ¿y yo?, ¿y Jorge?
R-Tú estabas con Fani, y Jorge me dejó…así que, estaba sola.
K-… ¿te contó algo Fani?
R-No, os vi.
K-Rachel, yo…perdóname
R-No tengo nada que perdonarte, si preferías estar con ella lo entiendo.
K-…eres muy cruel conmigo.
R-¡Cruel!, ahora yo soy cruel.
R-Increíble…tú me besas y pienso que me quieres, luego descubro que no es así, y que estás con mi amiga; Jorge me deja en el peor momento de mi vida; y mis padres me engañan…y yo soy cruel.
Empecé a llorar después de un año de vacío y oscuridad, mientras Kevin se me quedaba mirando con la boca abierta y los ojos como platos.
K-Yo…no sé que decirte.
R-No tienes nada que decirme, de hecho no quiero que me digas nada nunca más.
K-No seas así, no lo hice con mala intención…no sabía que tú sentías eso…yo…
R-Cállate ya, estoy harta de todos vosotros…solo te pido una cosa.
K-¿Cuál?
R-Que me traigas a mi hermana.
K-Está bien, pero que sepas que no te voy a dejar.
Me quedé callada esperando a que hiciera lo que le había pedido.
Salió de la habitación y al rato entró con la chica, Lisie, mi hermana.
R-Lisie, cuánto tiempo, ven aquí-dije entre sollozos por la emoción.
L-Hermana, te quiero mucho.
R-Y yo a ti.
L-¿Por que estás aquí?
R-Creo que me dio un ataque de nervios, estaba muy mal; después no me acuerdo, solo sé que ya tengo los 16 años.
L-Hermana, estuviste 1 año en coma, pensamos que ya no despertarías.
R-No me acuerdo de nada…
L-Bueno ahora ya pasó todo…me alegro de que estés de vuelta.
R-Nunca me he ido.
R-Por cierto, ¿qué pasó con papá y mamá?
L-Me contaron todo, yo estaba enfadada con los tres…
R-¿Con los tres?
L-Sí, contigo también, no me habías dicho nada, entiéndelo; pero bueno…luego te perdoné porque tú solo querías lo mejor para mí. A ellos no los pude perdonar, y se fueron…me dejaron allí, sola con la casa, menos mal que tus amigas se pasaron por allí, sino no sabría a quién acudir.
R-Siento mucho no haber estado allí.
L-No lo sientas, tú estabas aquí, ingresada.
R-¿Lo sabías?
L-Sí, llamaron a casa del hospital y ya nos enteramos…
R-¿Y aún así no me vinieron a ver?
L-No, llamaron a Jorge para que fuera a verte. Ni siquiera avisaron a Kevin.
R-De verdad no los entiendo, y ¿sabes a dónde se fueron?
L-No, ni idea, lo único que me dijeron fue…
R-¿Si?
L-New York
R-¿Y eso que tiene que ver con nosotras?
L-No tengo ni la menor idea.
L-bueno da igual, ya pasó un año de aquello así que será mejor ir olvidándolos.
R-Sí, será mejor. Oye… ¿qué fue de Jorge?-me daba miedo la respuesta, pero tenía curiosidad.
L-Esto…Jorge, sigue igual, o eso creo
R-¿Cómo que ‘eso crees’?
L-Pues sí, después de lo tuyo se marchó al extranjero a estudiar.
R-Ya…supongo que se fue para no verme más.
Lisie me puso al corriente de todo lo que había pasado en mi ausencia.
Me dijo que Fani estaba trabajando en la empresa de su padre; que Susana y Lucas se fueron a estudiar fuera, los dos al mismo sitio, claro; en cuanto a su hermana y Mark, seguían viviendo aquí.
R-Caray, cuántas cosas pasaron
L-Bueno para el final te dejo a los más importantes, a mí y a Kevin.
R-Es verdad. ¿Qué tal con los estudios?
L-Bien tengo unas notazas espectaculares que a lo mejor en un futuro me dan para una beca.
R-Cuánto me alegro, cielo.
L-Gracias, ahora hablemos de Kevin.
R-Bueno, si quieres…
L-Claro, y sé que lo estás deseando-me dijo de forma pícara.
Me quedé callada esperando a que empezara a hablar.
L-Bueno, ya sabes que Kevin es muy listo, por lo que está haciendo una carrera de medicina.
R-Ah…-estaba maravillada no sabía que quería ser doctor.
L-Bueno, vive en nuestra antigua casa
R-¿Y eso?
L-La casa en la que vivía él, era más cara, por lo que la vendió, así se puede pagar los estudios.
R-Y cuando yo tenga los 18, ¿viviré con él, en nuestra casa?
L-Claro…tenemos que estar juntos, solo nos tenemos los unos a los otros.
R-Está bien, yo no tengo problema.
L-ah, que ya se me olvidaba, te voy a decir algo que seguro que te alegra.
R-Ja,ja…-le dije agriamente
L-No tiene novia, pero está enamorado.
R-Pues que bien…
L-Tonta, ¿aún no sabes de quién está enamorado?
R-Sí, supongo que de Fani…-dije tristemente.
L-¿¡Tú eres ciega o qué?!
R-No me grites…
L-perdona, pero es que a veces me pones de los nervios
R-A ver, si no es Fani, será…
L-Será una chica cuyo nombre empieza por R y acaba por achel.
R-Qué bromista, hermana.
L-No es una broma, ya verás, ahora mismo vas a hablar con él.
R-¡¡¡¡¡NO!!!!!
L-Tranquila, no vamos a hacer nada que tú no quieras.
R-Por favor, déjame descansar…
L-Rachel…yo no lo decía en serio, de verdad…
R-Vete-le dije de forma cortante.
L-No te enfades, por favor, no soporto que te enfades conmigo
R-…
Lisie salió de la habitación, en cuanto la estancia estuvo vacía, me di la vuelta, y comencé a soñar.
Mientras yo dormía plácidamente, Kevin entró en la habitación y se metió en la cama conmigo.
Me desperté al momento ya que alguien me estaba cantando una canción, al principio no distinguí la voz, pero luego me di cuenta de quien era.
Era Kevin que me cantaba una canción que nos cantaban los tíos antes de dormir, una nana, va.
Me deje llevar por la canción.
Mientras escuchaba iba recordando las cosas que habían pasado antes de mi accidente.
Todo horrible, por un momento deseé que todo fuera una pesadilla, pero no.
Esto es real, es mi vida real.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Vie Ago 22, 2008 5:44 pm

ala otro capi más, lo pongo separado del otro xq juntos se hacia un mensaje mu largoo


Capítulo 8.

Me giré para verle la cara.
Cuando o hice el se puso algo tenso, aunque claro, delante mía no quería que se viera.
R-Kev, aún te acuerdas de la canción.
K-Claro que me acuerdo, la mantengo en la memoria para mis hijos.
R-Que bien, me alegra que pienses en tener hijos.
K-A ti también te gustan los niños, ¿verdad?
R-Si, ya lo sabes, mi sueño es tener niños con mi ‘príncipe azul’,jaja
K-Por eso digo que voy a tener hijos.
R-No te entiendo…
K-Si tú tienes niños, yo también, porque voy a ser su padre-dijo todo convencido
R-…pero, ¡qué dices!
K-lo que oyes, tú, vas a ser la madre de mis hijos.
R-Estás mal…a lo mejor tienes fiebre y eres tú el que debería estar acá.
K-No, nada de eso. No tengo fiebre, lo único que me pasa es que…-de repente se calló, al parecer le costaba hablar del tema.
R-Si??-dije yo con una incipiente curiosidad por sus próximas palabras.
K-Pues que yo…yo…estoy completamente enamorado de ti.
Me quedé en silencio, sus palabras resonaban en mi cabeza como si aun las estuviera pronunciando, aún así estaba contenta, porque claro está, como se lleva viendo en toda esta historia, estoy locamente prendada de él.
En un impulso producido por mi corazón, me levanté de la cama( con camisón de hospital incluido) me acerqué a él lentamente y…le abracé; y lo sentí como nunca antes lo había sentido, esa sensación de comodidad, el afecto, la amistad, el amor que yo sentía por él, se agolpaban de pronto en mi corazón marchito.
Así estuvimos un buen rato, sin decir nada, ya qué, en ese momento las palabras sobraban.
Cuando nos separamos, Kevin me ayudó a tumbarme de nuevo en la cama, ya que estaba otra vez agotada.
Me dijo que se ocuparía de todos los trámites para que me dieran el alta.
A los dos días, me la dieron, ya teníamos todas mis cosas metidas en la maleta, cuando alguien apareció por la puerta.
Era una pareja, iban muy juntitos, cuando se acercaron más me di cuenta de quienes eran.
R-¿Miranda?
M-¡Rachel, cielo, cuanto me alegro de verte!!
M-Hola, no sé si te acuerdas de mí-dijo Mark tímidamente
R-Claro como no me voy a acordar de ti, si aquí la señorita siempre hablaba de ti.
En ese momento Miranda se puso colorada, normal, a mí ya me habría dado un colapso.
Estuvimos hablando tranquilamente y me pusieron al corriente de todo lo que pasaba.
Al final se marcharon cuando Kevin me vino a buscar para llevarme a casa.
Todo seguía igual que cuando la vi por última vez, incluso mi habitación.
Cuando iba hacia la habitación de mis padres, me di cuenta de que ahora Kevin vivía con nosotras, y me pregunté en que habitación dormiría.
Al entrar mis dudas quedaron resueltas, Kevin se había quedado la habitación de ellos.
Él venía detrás con la maleta, al verme mirando hacia su habitación se puso nervioso y:
K-Si quieres me cambio de habitación, si te parece que molesto me voy, yo no quiero ser un estorbo, se que los últimos días no estabas, yo…-de pronto se calló.
Le había puesto el dedo en la boca para que dejara de hablar, e irremediablemente al sentir su piel, suave, comencé a acariciarlo. Cuando me di cuenta de lo que estaba haciendo me sonrojé y paré, pero por sorpresa ahora era él el que me estaba acariciando.
Muy lentamente dejó las cosas en el suelo, y siguió acariciándome esta vez con más fuerza ya que tenía las manos libres.
Aunque en seguida dejaron de estarlo, cuando de pronto me cogió por la cabeza y me miró fijamente buscando la aprobación en mi mirada.
Yo claramente estaba en un estado de shock, no por lo que estábamos haciendo sino porque no sabía como reaccionar.
Él se acercó más a mí, yo me estaba empezando a poner nerviosa, ¿qué debería hacer?
Todas mis posibles dudas se disiparon al ver que el llevaba la iniciativa.
Yo solo me dejé llevar…
Nos besamos, fue un momento mágico, que ni siquiera con Jorge experimenté.
A mi hermana la habíamos dejado en casa de una amiga, por lo que sabíamos qué hasta la noche no debíamos ir a buscarla.
-Todo despejado me dijo suavemente al oído, confirmando mis pensamientos.
No dejábamos de darnos besos, y el ambiente se estaba caldeando un poco.
Nos fuimos acercando a la camada mis padres, que actualmente era la de Kevin.
La ropa sobraba pero yo me atrevía a hacer nada, como siempre.
Él, lentamente me empezó a sacar la camisa que llevaba puesta dejándome en sujetador ( por cierto uno muy provocativo, que suerte tuve, jiji). Yo seguía como paralizada, pero en seguida se me pasó al ver que él se estaba sacando el pantalón-qué majo, vio que lo estaba pasando mal y me ayudó-en un impulso para demostrarle que estaba segura, me tiré a su cuello, con un sonoro beso.
Él respondió en seguida con otro, sacando un poco de valor le saqué la camiseta y…
Uffff, que tableta de chocolate, ¡¡madre mía!! , intenté disimular mi asombro pero fue imposible, él ya se había dado cuenta y me estaba dirigiendo una mirada divertida (solo para él, yo me moría de la vergüenza), seguidamente me apretó contra su pecho para que escuchara sus latidos, iban muy rápido, igual que los míos, él también estaba nervioso.
De pronto pensé que esta podría ser su primera vez, pero dije< qué va, con lo bueno que está no puede ser virgen>. Le miré a la cara y descubrí que era eso lo que me quería decir con el acercamiento, ¡para el también era su primera vez!
Me quité los pantalones como pude, ya que él me estaba examinado con las manos todo el cuerpo; de pronto, tropecé y casi me caigo pero en vez de eso, él aprovechó para tumbarme en la cama, eso sí, muy suavemente.
Él me besaba muy dulcemente mientras yo lo miraba de arriba a bajo, examinado sus rápidos pero precisos movimientos.
No sé en que momento de ese acto nos despojamos de la ropa interior, solo sé que no nos importaba nada. En ese momento no éramos Rachel y Kevin, los primos que se amaban con locura, sino Rachel y Kevin, dos amigos de la infancia que se querían por encima de todo.


Empezamos a hacer el amor, muy lentamente, hasta que por fin, exhaustos como estábamos nos quedamos dormidos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Lun Ago 25, 2008 5:02 pm

Capítulo 9.

Al despertarme vi que estaba en la cama de mis padres, y me acordé de todo al instante.
Me di la vuelta y vi a Kevin, estaba dormido a mi lado.
Lo acaricié en la cara y le di un beso, se despertó sobresaltado pero cuando vio que era yo me dedicó una gran sonrisa.
R-Tenemos que ir a buscar a Lisie, venga dormilón.
K-Mami, déjame dormir un poco más-dijo guasón.
R-Oh, pobrecito, mira que pena me das-dije yo poniendo cara divertida.
K-No me levanto-dijo en actitud de niño pequeño.
R-Si te levantas te doy una alegría.
K-Ah, ¿si?
R-Venga, sino te quedas in regalo.
K-Vale.
Seguidamente se levantó, cogió la ropa y se fue a duchar.
Yo hice lo mismo, me fui al baño de invitados, y me arreglé.
Cuando terminamos de arreglarnos, cogimos el coche de Kevin y fuimos a buscar a Lisie.
Me bajé yo a recogerla, timbré y salió la madre de su amiga, charlamos un poco, y después me fui con mi hermana.
L-Bueno habrá que ir a casa para preparar las cosas.
R-¿qué cosas?
L-La ropa que trajimos del orfanato, estamos de vacaciones por si o lo sabes.
R-Tengo que ir al orfanato para que me den un tutor.
L-¿Eh?
R-Por si lo sabes estuve u año sin asistir al colegio.
L-Ah, ya, es verdad. Pero eso cuesta dinero y no sé si tendremos suficiente.
K-Os puedo prestar yo, total ahora vivimos juntos.
R-Espera, vamos al banco.
Nos dirigimos al banco, cogí la tarjeta y empecé a mirar cuanto teníamos.
Casi me caigo de la sorpresa.
R-Somos ricas, somos ricas-dije en un susurro-¡¡SOMOS RICAS!!
L-¿qué?
R-Lo que oyes, somos ricas.
L-Entonces podemos pagar al tutor
R-¡Si!
K-Pero lo tengo que hacer yo, sois menores de edad
R-Claro, si, tienes razón.
Nos fuimos muy contentos a casa.
Ese día fue uno de los más felices después de lo ocurrido en el último año.
Ese verano contratamos un tutor para mí.
Así, aprobé todo y con buena nota.
Seguí estudiando, quería ser profesora, así que cuando acabé el bachiller comencé en la universidad. Esos cinco años pasaron en seguida, sobre todo gracias a la compañía de mi hermana y de Kevin, mi querido y amado Kevin.


Él acaba de terminar la carrera de medicina y, en cuanto a Lisie, ella acaba de empezar la carrera de periodismo.
El orfanato quedó atrás y con él recuerdos muy bonitos, sobre todo para mi hermana ya que allí encontró a su verdadero amor.
Actualmente tengo 23 años como habéis podido deducir, estoy muy contenta de todas las decisiones que tomé en mi vida.
Una de ellas fue quedarme con mi familia.
Ahora mismo acabo de llegar a casa, y como ya dije al principio solo mi hermana está aquí.
R-Lisie, ¿dónde estás?
L-Estoy estudiando en mi habitación.
R-Vale, oye voy a preparar la cena, ¿qué te apetece?
L-¿Pedimos una pizza? anda…-dijo en forma de súplica.
R-Vale.
Me puse a buscar un folleto para poder pedir la pizza, al final lo encontré.
Justo cuando estaba llamando apareció Kevin por la puerta.
K-Hola, familia
L-Hola, Kev, vamos a pedir una pizza-dijo mi hermana bajando por las escaleras.
K-¿Cómo la convenciste?-dijo sorprendido
L-Poder de persuasión.
K-Tendré que probarlo yo también-contestó divertido
Ya sabía en que estaba pensando, este tío, todos piensan en lo mismo; aunque bueno no digo nada porque a lo mejor soy yo la que estoy pensando mal.
Nos sentamos alrededor de la mesa de la cocina, como si fuéramos una familia, la madre, el padre y la hija (aunque claro, la hija tiene 19 años y los padres 23 y 25)
R-Sabéis una cosa, me alegro mucho de estar con vosotros.
L-Y yo, no sé que hubiera hecho sola.
La abracé con mucha fuerza, aún había trozos de nuestra infancia que no podíamos olvidar.
K-Tranquilas, porque ahora yo estoy con vosotras y, nunca os voy a abandonar.
R-Kevin, gracias.
La pizza llegó en seguida, a la hora de pagar me fijé en el pizzero, era joven tendría unos 15 años, ahí, justo en ese momento, me acordé de Jorge, en nuestro encuentro inesperado.
Entré para adentro, no se lo dije a los demás ya que era algo muy personal, y tampoco quería que Kevin se molestase.
Cenamos entre bromas y anécdotas del trabajo, por lo que en seguida me olvidé de Jorge.
Lisie había quedado con su novio, Matías, por lo que esa noche estábamos solos, toda la noche, ya que nos imaginábamos que Lisie no vendría a dormir.
R-Bueno, Lisie, pásatelo bien…oye ten cuidado ¿vale?, no quiero que te pase nada, ¿OK?
L-Tranqui, mamá, tendré cuidado.
R-Boba-le dije dándole un beso antes de que se fuera.
Kevin y yo estábamos apoyados en el marco de la puerta viendo como Lisie se montaba en la moto, y se iba.
Estábamos de foto, parecíamos los típicos padres apenados que ven como su hija vuela del nido.
R-Vamos para adentro, querido-le dije divertida.
K-Como digas querida-contestó siguiéndome le juego.
Capítulo 10.
Recogimos todo, y nos pusimos en el sofá a ver una película.
Era bastante aburrida por lo que rápidamente me empezó a entrar el sueño, genial.
Al parecer él también se aburría, bueno, lo mejor que podía hacer yo en aquel momento era coger un libro y ponerme a leer. Así lo hice, y todo ante la atenta mirada de Kevin.
K-Oye, si quieres…digo, esta noche…-dijo tímidamente
R-Si?
K-Pues eso que si quieres esta noche dormir conmigo.
R-Claro, pero antes de dormir me gustaría…
K-… ¿si?
R-Escuchar un poco de música, no te importa, ¿no?
K-No, claro que no-dijo algo decepcionado
Subimos al cuarto de Kevin, aunque yo antes tenía que coger mi camisón, así que fui a mi habitación y lo cogí.
Una vez allí, comencé a quitarme la ropa lentamente, a ver si Kevin reaccionaba.
Parece ser que sí ()
K-Esto…Rachel te acuerdas de aquel día…
R-Claro que me acuerdo, fue uno de los días más felices de mi vida.
K-… ¿Ah sí?
R-por supuesto-le respondí con una espléndida sonrisa.
K-No me hagas eso.
R-Lo qué-dije inocentemente
K-No sonrías así, porque no respondo de mis actos.
R-Interesante, oye, ¿¿no dijiste que ibas a emplear el poder de persuasión??
K-Es verdad…
De pronto se abalanzó hacia mí como una fiera, se notaba que había ganas (jiji).
Yo estaba ansiosa, ahora era mayor y no tenía las mismas preocupaciones de adolescente (caray, como suena eso, ¿verdad?)Él tenía el pantalón puesto pero eso no era un impedimento, en seguida se lo saqué, y comencé a besarlo.
Ya llevábamos mucho tiempo sin tener esta clase de encuentros.
Lo estábamos deseando, por lo que, sin tan siquiera darme cuenta estábamos haciendo el amor apasionadamente.

Cuando abrí los ojos, me encontré con los de Kevin que me miraban con ternura, pero al mismo tiempo de forma seductora.
Esto era el cielo y el resto, paparruchas.
Le abracé fuertemente como impidiendo que se fuera de mi lado.
Le di un beso y me acurruqué a su lado, intentado así, dormir.
A la mañana siguiente me levanté y descubrí su lado de la cama vacío.
Me levanté rápidamente de la cama, solo con la sábana encima, y me dirigí a la cocina.
Al entrar en ella descubrí a Kevin haciendo el desayuno.
¡Qué rico!, pensé.
Aún no se había dado cuenta de mi presencia, por lo que me acerqué a él por su espalda…y le di un mordisco en él lóbulo.
K-Dios, que susto me acabas de dar.
R-Tranqui, amor, que solo soy yo.
K-Ya, ahí está el quid de la cuestión, pensé que estabas durmiendo.
R-Ya ves que no, estoy levantada y con mucha energía.
K-Ya, ya…
R-Que sí doctor, estoy como nueva-le dije de broma.
K-Si, como nueva…
No sabía que quería decir hasta que me di cuenta de que solo llevaba la sábana encima (se me olvidaba ese pequeñito detalle).
R-Ay, dios mío, que vergüenza…
K-pero que dices, mujer-dijo tiernamente acercándose a mí y rodeándome con sus brazos.
Estuvimos así hasta que repentinamente estornudé.
Fui arriba a ponerme algo cómodo, cuando bajé Kevin estaba sirviendo las tortitas recién hechas.
R- Que bien huele.
K-Gracias.
Desayunamos pausadamente disfrutando de la compañía, ya que en seguida aparecería mi hermana. Y no es que nos moleste, solo que ya no es lo mismo.
K-Tengo una cosa para ti.
R-Me encantan los regalos…sobre todo si son tuyos.
K-Cierra los ojos.
Le hice caso y al abrirlos no vi nada raro, por lo que me asomé al pasillo para mirarme en el espejo, y…
R-Me encanta, es precioso.
Os preguntareis que me regaló…pues os lo voy a decir ya que me siento generosa.
Era un colgante de plata, tenía un corazón de metal colgando.
R-Muchísimas gracias, cielo, pero ¿por qué me lo regalas?
K-Porque desde ahora eres mi novia y quiero que lo tengas para que, así, te acuerdes siempre de que te amo con locura.
R-…
K-¿No dices nada?
R-No tengo palabras…-dije entrecortadamente entre un mar de lágrimas.
K-Rachel…, de verdad, te emocionas por cualquier cosa.
R-Que tú me quieras y estemos saliendo no es cualquier cosa.
K-Perdona.
K-¿Tú hermana aún no llamó?
R-No, a menos que tú recibieras alguna llamada.
K-No, creo no.
R-Dejémosla, ¿vale?, que disfrute.
K-Esta bien, tú mandas.
R-Siempre.
K-Serás… ¿vamos arriba??
R-¿Otra vez?, ¿tú no te cansas?
K-A hacer la cama, malpensada.
R-No me apetece.
K-Ya claro, a ver si la hace el espíritu santo, ¿no?
R-Efectivamente, jajaja, que mono te pones cuando estás sarcástico.
K-Perdona, siempre estoy mono.
R-Te doy la razón, siempre eres un mono, si señor-dije afirmando con la cabeza.
K-ja, ja, que chistosa.
R-Ya ves, tengo un sentido del humor muy amplio.
Seguimos hablando y haciendo bromas hasta la hora de comer.
Y Lisie seguía sin aparecer por casa.
Arreglamos la casa un poco y nos pusimos a descansar sobre la cama.
Giré la cabeza con fuerza, estaba teniendo un sueño, y muy raro.
<< Todo era gris, y no se veía mucho, estaba todo oscuro por lo que supuse que sería de noche. Empecé a mirar a todos los lados extrañada, de pronto vi en la penumbra a dos figuras que me resultaban familiares…eran mis padres adoptivos.
-¿Estáis seguros de lo que vais a hacer?-preguntó mi madre.
-No…pero de momento no podemos mantenerlas, lo único que os pedimos es que las cuidéis muy bien y que mantengamos el contacto-dijo una mujer desde las sombras, tenía una voz muy dulce.
-Está bien, vámonos ya-dijo mi padre.
-Aquí están-dijo la otra mujer-Rachel y Lisie.
Éramos nosotras, de pequeñas, Lisie aún era un bebé y yo debía de tener 4 años… ¡¡¡eran mis padres biológicos!!!
Intenté averiguar dónde estábamos, pero con esa niebla era imposible. >>
De pronto todo empezó a desvanecerse, al otro lado del mundo de los sueños descubrí que alguien me zarandeaba.
K-Rachel, Rachel, despierta… ¿me oyes?.
R-¿Qué pasa?-dije medio adormilada y un poco tocada por el sueño que acababa de tener.
K-Tú sabrás estabas gritando como una posesa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Lun Ago 25, 2008 5:03 pm

ala Claymore ya puse todos los capítulos, espero que te gusten Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Claymore
Manager
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 150
Fecha de inscripción : 20/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Lun Ago 25, 2008 5:14 pm

jeje muchas gracias...oye no queria que te sintieras obligada...pero...ya se acabo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Lun Ago 25, 2008 7:55 pm

nooooo, k se iba a acabar lo k pasa es k aun no escribi másss
pero no te preocupes, tu tranki, deja a la maestra Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
meriii
Fanátic@ del tiempo libre
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 289
Edad : 23
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Jue Ago 28, 2008 4:40 pm

esta bien, sige pronto
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Jue Ago 28, 2008 7:43 pm

gracias, cuki, en seguida me pongo manos a la obra
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
icia_trumper
Medium
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 80
Edad : 23
Localización : ##donde los sueños no se hacen realidad##
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Miér Sep 10, 2008 1:10 pm

ola cielo!!!!!

me encanta, es súper emocionante

y síguelqa pronto porque va de maravilla

tQ
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Miér Sep 10, 2008 10:03 pm

jeje, me alegro
es k en época de colegio estoy más inspirada,ya sabeis el estrés, lo k hace...por alguna lado hay k sacarlo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Mar Sep 16, 2008 2:59 pm

bueno chicas hoy me puse a escribir, y akí os djo un trocito Very Happy

R-En serio estaba gritando?
K-Si, estás bien?
R-La verdad acabo de tener un sueño muy raro…sobre mis padres biológicos.
K-Cielo…que pasó en tu sueño
R-nada en especial, vi el momento en que mis padres me dieron, a mí y a mi hermana, a los Makensy; es decir mis padres a partir de ese momento.
K-Lo siento en serio, pero eso solo es un sueño ,no?
R-espero que si
K-genial…
R-que pasa?
K-ya tenemos dos misterios que resolver
R-¿Eh?
K-El del dinero, y el de tus padres biológicos.
R-Es verdad, el dinero…se me había olvidado
K-Pues a mí no, la verdad, con ese dinero pagamos todo: los estudios, el coche, la ropa…
R-No hace falta que me lo recuerdes...ya lo sé-dije seriamente
K-Cambiando de tema… ¿tienes hambre?
R-No, tengo ganas de salir de paseo con mi novio
K-No me digas-dijo abrazándome por la espalda
R-Si, hace tiempo que no salimos, los dos solos…-le dije mirándolo a los ojos
K-¿¿Te molesta Lisie??
R-¿¡como me va a molestar!?, es mi hermana, pero tú-dije señalándolo-eres mi novio
K-Ya sé que soy importante-dijo con aires de superioridad
R-Jaja, C-R-E-Í-D-Oooooooo
K-¿¿Cómo que creído??, anda, anda que ya no sabes lo que dices…
De pronto me cogió en el aire, me sacó de la cama y me empezó a besar por toda la cara…
R-Para por favor, jaja, k me haces cosquillas, no para, para…
K-Está bien, ya paró, pero porque estoy cansado, sino…
R-Sino…. ¿?
K-Te como ahora mismo a besos
L-Ya veo que os lo pasáis muy bien en mi ausencia,jaja
R-¡¡¡¡Lisie!!!
L-Me alegro de verte hermana,ji
K-Bueno, ¿que tal con tu novio??
L-Bien, Kev; está abajo esperándome… ¿puede cenar con nosotros?-dijo inocentemente
R-Claro… Kevin ¿tú que dices?
K-Por mí bien, que se quede a dormir
L-¿¿¿¡¡¡¡¡QUÉ!!!!!!!?????
K-Lo que oyes, así desayunamos mañana todos juntos
L-¿¿Desayunar??La cena va antes, por si no lo sabes cuñadito
K-Jaja, k bien suena eso…Cuñadito…jaja
R-pobrecito, le hace ilusión
L-estoy esperando tú respuesta-dijo moviendo el pie
K-Eso, k se quede a dormir porque esta noche voy a llevar a tu hermana a cenar
L-Vale…que suerte tienes hermana, en serio
Lisie salió de la habitación y se fue abajo con Matías
L-Mati, dicen que no hay problema, que hasta te puedes quedar a dormir..¡¡¡QUÉ BIEN!!!
M-¿¿En serio??...Pero ¿dónde voy a dormir?
L-Conmigo, aunque si no quieres, puedes dormir en la habitación de invitados
M-Creo que la primera oferta no está nada mal, jeje
L-Menos mal, ya pensé que ibas a coger la segunda opción
M-Después de lo de ayer lo tenía muy claro
Matías cogió a Lisie por la cintura y la besó suavemente en los labios
Después de eso se pusieron a ver la tele juntos…
Mientras tanto en mi habitación, Kevin y yo estábamos haciendo la cama
R-Oye, ¿es verdad lo que le dijiste a Lisie?
K-Claro, ¿ no me dijiste k querías salir?, pos eso vamos a hacer…
Se quedó callado en cuanto vio que yo estaba en silencio mirando el colgante que él mismo me había regalado
K-Reich, ¿estás bien, cielo? ¿He dicho algo malo?
R-No es que…ya sé que soy una pesada, siempre estoy llorando, pero…es que soy tan feliz de que estés a mi lado, que yo…no sé, perdona si soy muy ñoña…
K-Cariño me encanta que seas así, me enamoré de tu forma se ser así que no te preocupes, yo te quiero igual...y en el fondo lo sabes.
R-Gracias, no sé que haría sin ti Kevin.
Nos dimos un profundo abrazo y nos preparamos para salir ya k pronto saldríamos para ir a cenar.
Bajamos ya listos y vimos a Lisie y a Matías tirados en el sofá, durmiendo, jaja, pobres estarían cansados.
Les dejamos una nota y salimos a cenar. La noche fue muy tranquila, fuimos andando por el borde del río cogidos de la mano, y charlando.
A la vuelta vimos que las luces estaban apagadas, por lo que pensamos que estarían en la cama.
Al entrar no oímos nada, pero de pronto unos pasos que provenían de arriba nos alertaron de la presencia de una persona….
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
icia_trumper
Medium
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 80
Edad : 23
Localización : ##donde los sueños no se hacen realidad##
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Mar Sep 16, 2008 4:43 pm

aitna, por favor sigue pronto que está súper emocionante
ke habran echo...?¿?¿? jajaja

la historia va de maravilla, en serio Razz
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ani
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 1005
Localización : Donde las estrellas me amparen
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Mar Sep 16, 2008 9:48 pm

muchas gracias, cielo, a er si ahora me pongo a escribir Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Niyu_Aalis
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 751
Localización : Corriendo en libertad por mi mundo, Fantasía
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Mi vida real   Jue Sep 18, 2008 5:49 pm

Eso eso
continua prontoooooooooooooooooo

_________________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://elpajarodefuego.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mi vida real   

Volver arriba Ir abajo
 
Mi vida real
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Os gusta los simuladores de la vida real?
» TLK en la vida real
» La familia Real de Génova
» Capitán Barbossa
» Aral ¡El mejor ladrón del mundo!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Pájaro de Fuego :: Historias :: Romances-
Cambiar a: